MI HERMANO Y YO

MI HERMANO Y YO
mi hermano y yo
De cantar y grabarse en una terraza de un barrio de Sevilla a cantar y ser grabados en una sala tan conocida en Madrid como es la Joy Eslava.                                                                                 

Mi hermano y yo. Jaime y Marcos. Marcos y Jaime. Dos hermanos que se han visto más unidos que nunca por una misma pasión, la música. 

Me reciben en la sala Joy Eslava en plena prueba de sonido y me saludan como si nos conociésemos de toda la vida. Tanto, que compartimos hasta un litro de cerveza mientras hacemos la entrevista. No con mucho tiempo, acceden a que mientras siguen ultimando detalles yo pregunte. 

¿Quién es el hermano y quién es el yo?
No hay ninguno. Es el nombre del grupo como si se llamasen The Rolling Stones. 
¿Por qué en las redes Mi hermano y york con “K”?
Hay un grupo sudamericano y un restaurante que se llama Mi hermano y yo. Por eso a la web decidimos ponerle la K para diferenciarnos. Aparte que Jaime dice que es porque le gusta el jamón york [risas]. Aunque suena neoyorkino. Suena guay.
¿Qué es para vosotros la música?
Para nosotros la música es una señorita con la que tenemos una bella relación. A quien le cuentas tus alegrías o tus tristezas. Tus emociones. La música salva. Te sientes acompañado. Te escucha y te identificas.
¿Algo de lo que siempre os guste hablar en vuestras canciones? Veo mucho la palabra sol en las letras.
Sí, porque el sol es una metáfora como de fuerza, de vida, de alegría. A veces repetimos palabras porque somos muy novatos, pero sobre todo por la metáfora.
¿Hay que estar enamorado o haber sufrido por amor para escribir? Todas las canciones hablan de amor o desamor. ¿Cuándo sientes más, te inspiras más?
Pero hay muchas formas de amor. Puedes estar enamorado de la vida, de la música. Hay veces que te llenas de amor, pero no tiene porqué ser romántico. Días que te levantas enamorado y te sientes inspirado. El amor puede ser pringoso, empalagoso. Pero el amor en realidad lo vemos como una fuerza. Te puedes envolver de amor con cada cosa y vas sin rumbo un poco. La canción de La abeja y la flor habla de esto.
¿Los músicos son los nuevos poetas y los nuevos poetas los nuevos filósofos? O lo que es lo mismo ¿sois los músicos los nuevos filósofos?
Sí, eso ha sido siempre. Cualquier forma de arte es filosofía al final. Tú te puedes expresar e iluminar la vida de la gente a través de la música, el teatro, la pintura, el cine, los libros… Se puede inspirar con cualquier cosa, y la gente inspirada inspirar así a los demás a través del arte que se le dé bien a él.
Si la vida fuera un acorde ¿cuál sería?
Muy bonita pregunta y muy buena. Aunque difícil [piensan en un largo silencio]. Es según la etapa. Hay días que te levantas de una manera y te gusta Do menor y cuando estás feliz te llega más un Mi mayor. Cada acorde corresponde a una etapa. Pero si tuviésemos que decir uno en concreto, ese sería La mayor séptima.
(Tocan dicho acorde. Suena como a melancolía un día de invierno recordando una noche de verano).

Si el pensar se acabase quedaría solo el sentir. ¿Eso sería bueno para la música?
Eso sería muy bueno. Una gran revolución. Porque el pensar es una cosa que nos maneja todo el tiempo. 
Hábladme de vuestro viaje a la India.
Todo fue porque Jaime jugaba al fútbol. Estaba muy ocupado. Un día se lesiono y tras esto dejó el fútbol. Algo que lo tenía muy ocupado, y que cuando lo dejó hizo que se siente más libre. Me lo propuso, nos fuimos y acabamos haciendo nuestro primer vídeo en un porche allí. Lo sorprendente es que a la gente le gustó. Fue ahí cuando decidimos unirnos. Antes íbamos cada uno más a nuestra bola. Este viaje nos unió mucho. 

¿Creéis que estáis haciendo un nuevo género de música? Marcos, tú eres más de música negra y Jaime es más flamenco.
Estamos haciendo algo interesante porque no estamos haciendo nada en concreto. Hacemos lo que nos sale. Intentar disfrutar del momento. Cosas frescas. Las canciones hablan por sí solas. 

¿Qué dice el patriarca del condado de York, Jose Manuel Soto?
[Risas] Quiere vernos ya arrancar con cosas más formadas. Aunque está muy contento.
A los grandes sellos les gustan los sonidos muy comerciales. Si firmaseis con un gran sello y os propusiese cambiar el estilo ¿Haríais trap flamenco?
Eso nunca. Jaime es muy listo para todo esto. No va a firmar nada que nos ate.

La música y la moda están cada vez más relacionadas ¿Hay que dar una imagen según el estilo de música que se quiera hacer?
Es verdad que eso pasa. Pero no es nuestro caso. Como no hacemos ningún estilo de música, tampoco tenemos ningún estilo de vestir concreto.

“Dicen los que dicen…” (letra de la canción “Dicen”) ¿Qué os gustaría que dijesen de vosotros mañana después del concierto?
Mi deseo no es que digan nada. Quiero que la gente salga del concierto habiendo escuchado nuestra música y le sirva para algo bueno. 
Habéis colaborado con Taburete en vuestro nuevo tema “Algo sencillo” ¿Qué tal la experiencia?
Un descubrimiento maravilloso. Personas increíbles. Tenemos unos nuevos amigos.

¿Habéis ido ya a casa de Dron?
No, no sabemos aún quién es. Pero ellos son unos tíos geniales. Gente de la que se aprende diariamente. Unos cracks.

Hoy la vida sí que os va a dar un vuelco como dice vuestra canción “La abeja y la flor”. Esto no es Sevilla. Esto es ya Madrid. La capital. Estáis en la Joy Eslava. ¿Qué sensación queréis tener mañana?
La sensación de haber conectado. Que haya un feedback con el público. Y sobre todo, que nos visite como los flamencos dicen, el duende. Que haya magia en el concierto.

¿Vais a echar de menos grabar videos en esa azotea sevillana con la ropa tendida?
[Risas] Realmente vamos a estar entre Sevilla y Madrid. 

¿Esperáis haceros a partir de esta noche todavía más virales aún que vuestro vídeo “Buscando un video viral”?
Las cosas pasan cuando tienen que pasar. Cuando hagamos temas que les guste a todo el mudo seremos virales. Pero a todo el mundo no le gusta todo. Así que cuando eso pase, cuando les gustemos a todo el mundo, seremos virales.
El concierto empezó con canciones del grupo malasañero, Mamita Papaya. Un ambiente tropical se respiraba. Una decoración que corría a cargo de Más cara que espalda con dibujos que realizaron al compás de la música sobre el escenario, barcos de papel por el suelo, margaritas por el techo, mandarinas que lanzaron cuando terminaron el concierto y discos olvidados en el coche como siempre. Un tema que tocaron con un gran amigo que no hace honor a su nombre porque es muy valiente, Capitán Cobarde. Y un invitado especial, el duende del que hablaban en la entrevista, quien acompaño a estos hermanísimos durante todo el concierto.
Jaime que se declaraba melancólico en pleno concierto dio gracias a su hermano por el tema “Me voy contigo” que Marcos compuso para él un día que discutieron y que han cantado junto con otras canciones con mucho sentimiento y unos oyentes entregados.
Finalizaron el concierto dando gracias a un público que hizo de corista en una noche madrileña llena de arte sevillano.

Nosotros somos vosotros
y sois vosotros quienes hacéis canciones y bailáis en sueños.
Vosotros los que calmáis la sed de las flores más sencillas
que nacieron sin dueño (Mi hermano y yo).
Share by: