Victoria Benatar

VICTORIA BENATAR

Para Victoria Benatar estar dentro de las tres mejores arquitectas de New York, qué significa? Como siempre respondo cuando me hacen esta pregunta: yo me doy premios diarios a mí misma por cada meta que cumplo. Es un poco utilizar la psicología de premiar cada logro, aunque sea pequeño. Con esta técnica, me mantengo no solo gratificada y contenta conmigo misma, sino también humilde y agradecida por todo lo que la vida me ha dado. Recibir un premio es un honor muy grande y también gratificante como profesional a mi trabajo, no solo por lo que representa para mi vida personal, profesional y académica, sino también contribuye a consolidar la imagen de los profesionales venezolanos en el exterior. Victoria Benatar sufre una perdida irreparable en su vida, la muerte de su hermano. ¿Cómo logras salir adelante tras este lamentable hecho? Tengo entendido que se produjo un antes y un después en la historia de tu vida. A partir de la muerte de mi hermano, producto de la violencia en mi país Venezuela, mi vida, así como la de mi familia sufrió un cambio muy grande. Fue una muerte repentina y una pérdida que aún siento profundamente. Un dolor que se traduce en un momento de oscuridad con el cual se aprende a vivir. Pero de la oscuridad nació la luz y fue precisamente esa oscuridad la que me motivó a irme a New York y allí hacer una vida nueva. Una luz que me acompaña en esa nueva vida que he decidido emprender en New York, donde llevo 25 años. Venezuela, tu país de nacimiento, se enfrenta a una de las peores crisis políticas de la historia que como consecuencia han traído consigo un fuerte movimiento migratorio. ¿Qué aconsejarías a todos los venezolanos que de una u otra manera la vida en este momento, también les esta poniendo a prueba? ¿Cómo deberían ganarse su lugar y respeto en cualquier lugar del mundo allá donde vayan? Emigrar a un país nuevo es muy difícil y lo primero que se debe entender al hacerlo, es ese sentimiento de pérdida. Es similar a cuando alguien se muere. Como dije anteriormente, hay que aprender a vivir con la pérdida y conectarse lo más rápido posible con ese nuevo país que nos acoge y comenzar desde abajo si es eso lo que hay que hacer. Hay que tener humildad y demostrar con trabajo y poco a poco quiénes somos y de qué estamos hechos. A mí me sucedió algo muy chistoso. Al principio, cuando nadie me conocía, tuve la sensación de no ser nadie, pero luego entendí que yo sí soy alguien y lo que pasa es que ellos no lo sabían. Así logré establecerme tanto profesional como socialmente. Un cambio de actitud interior y de agradecimiento al lugar que nos acoge. Ese cambio de óptica me dio la fuerza interior necesaria para enfrentar los retos y comenzar desde el principio, demostrar quién soy y colocarme profesionalmente en el lugar en el que me encuentro hoy en día. ¿Asocias la felicidad y el éxito profesional al lugar donde vivimos y trabajamos? He podido comprobar durante estos 30 años de trabajo, que la felicidad empieza con uno y parte importante de esa felicidad se obtiene por la calidad del espacio donde vives. No importa que sea pequeño y modesto, lo que importa es que sea tuyo y que esté bien diseñado. He comprobado que con el uso del diseño como herramienta para la vida se puede lograr el ambiente perfecto para tener una vida feliz, más productiva, tranquila y eficiente. ¿Necesitamos una casa muy grande y con grandes lujos para conseguir la felicidad? Te lo pregunto porque cada vez los precios de las casas de ensueño van cuesta arriba y son un lujo al alcance de pocos. No, definitivamente se puede ser feliz con poco espacio, si y solo si éste está bien diseñado. Un espacio pequeño puede contener todo lo necesario para lograr una vida feliz, útil y productiva. De hecho, estoy trabajando con mi socia Michelle Cianfaglione en un start-up eXdLAB Architecture con la cual nos estamos concentrando en el diseño interior de mini-viviendas de 40mts o menos y que contienen todos los componentes necesarios para una casa. Es difícil llegar a ser una de las mejores arquitectas de New York, mejor conocida como la ciudad de los rascacielos, donde el nivel de exigencia y profesionalismo deben de ser altísimos. Comparte con Kooss Magazine uno de los secretos de tu éxito. La persistencia, el deseo de superación, el no dejarse abatir por los fracasos y recompensarte por los pequeños logros. Trabajar incansablemente para lograr tus objetivos y sobre todo ser honesta. No ofrecer nada que no se pueda lograr y hacer lo que se ofrece. Ser humilde para comenzar desde abajo si hiciera falta y, por último: si te caes, te levantas y aprendes de la caída. Victoria Benatar además, es una especialista en el diseño y remodelación de interiores. La pregunta es: ahora con los espacios tan pequeños y a veces agobiantes ¿se puede lograr el equilibrio en 35 metros cuadrados habitables? ¿Ser feliz? o ¿sentirte realizado? Me parece casi surrealista. Como te expliqué, estamos trabajando en el desarrollo del diseño interior de mini apartamentos, porque estamos convencidas de que este proyecto resuelve un problema en las grandes ciudades donde las propiedades cada vez son más costosas. También han cambiado los estilos de vida nuevos, donde la vida urbana se desarrolla fuera de la casa, entonces no es realmente necesario tener más metros cuadrados. Lo que es necesario es utilizar eficientemente el espacio que tienes permitiendo las múltiples actividades que se realizan en casa y complementar con las que puedes realizar fuera. En tres palabras, tus claves para el éxito. No son tres. Trabajo, honestidad, humildad, ambición, deseo, curiosidad, empeño, fuerza, sensibilidad y amor. ¿La lealtad para Victoria Benatar? El principio de la lealtad es importantísimo en mi vida. La lealtad a ti mismo, tus valores, tus creencias. Lealtad en el trabajo, con tus amigos y con tu familia. Un mensaje para Venezuela Paciencia... Siempre en lo negativo hay algo positivo, solo hay que buscarlo y tratar de encontrarlo. Un mensaje para los emprendedores del mundo. Como dice Eleonor Roosevelt: “El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.” Nunca dejen de soñar.  
Share by: